Gestión de efectivo en Farmacias

Por Celia Cerrato | 13/12/2018

COMO LAS FARMACIAS MODERNAS AVANZAN PARA LLEGAR A CENTRARSE EN EL CLIENTE USANDO LA GESTIÓN DE EFECTIVO

Hemos escuchado directamente a los farmacéuticos y a sus empleados y nos han contado que valoran de las soluciones de gestión de efectivo y por qué no se pueden imaginar nunca más trabajar sin la automatización de efectivo.

Éxito con la Gestión de Efectivo: “Falken-Apotheken”

Nos encontramos en la farmacia “Falken-Apotheke”, en Vohwinkel, Alemania. El invierno es inminente, cada vez más gente se está poniendo enferma; es hora punta en el negocio y todavía no tenemos la sensación de estrés o agitación en la tienda.

Por el otro lado, vemos personas marcharse de la farmacia con una mirada de satisfacción en sus caras, a pesar de que están realmente enfermos o se sienten molestos.

 

¿Porqué es eso?

En Vohwinkel, hay dos “Falken-Apotheken”. Estas farmacias son llamativamente modernas y diseñadas con suficiente espacio abierto, la atmósfera es amigable y relajada. El propietario Bodo Schmitz-Urban lo sabe:

“Lo que los clientes esperan y merecen es un asesoramiento competente y amigable asesoramiento que lleva tiempo para satisfacer sus necesidades individuales.”

En sus farmacias, Schmitz-Urban se esfuerza para cumplir este requerimiento de la mejor manera posible. Un total de 20 empleados están siempre ocupados mandando a los clientes a casa con un buen servicio y un sentimiento de satisfacción.

El desafío

Hace 2 años, en el momento de apertura de la segunda “Falken-Apotheke”, el farmacéutico Schmitz-Urban pone a prueba todo el concepto CashGuard con todos sus procesos. Todo debería ser optimizado hacia una calidad superior del servicio y asesoramiento. Resulta que la gestión de efectivo es un gran obstáculo.

“El proceso de pago es simplemente un proceso que es completamente ajeno a la consulta y representa un problema notable en el contacto con el cliente,”, dice Schmitz-Urban.

Identificar obstáculos es, sin embargo, el principio; pulirlos es el siguiente paso lógico. Entonces, el propietario comienza a buscar soluciones de gestión de efectivo.

 

Los requisitos

Las características que Schmitz-Urban espera de una solución de gestión de efectivo con el fin de hacer que la inversión merezca la pena es obvio: en primer lugar y más importante, el contacto humano debería pasar a primer plano, centrándose en la consulta, no en el dinero. Evidentemente, el sistema debería ahorrar tiempo, tanto en el proceso de pago como detrás de la escena al final del turno. El tiempo ganado puede, por lo tanto, ser útil y productivo en otro lugar: para crear valor añadido para el cliente. Al mismo tiempo, clientes y empleados deberían sentirse seguros. A nivel técnico, la solución debería estar conforme con el sistema de gestión de mercancía existente – a pesar de todo, la interface y la integración debería funcionar sin problemas.

“En última instancia, un sistema de gestión de efectivo exitoso debe ser comprensible y fácil de usar para el cliente desde el primer momento. La máquina debe encontrarse en un segundo plano, porque el ser humano debe estar en primer plano”.

 

La solución

Al final, CashGuard convenció al propietario Schmitz-Urban con sus cualidades. Un total de 7 sistemas CashGuard están ahora en uso en las dos farmacias “Falken-Apotheken”, cada una consta de un reciclador de monedas y de billetes. Se han integrado discretamente en el diseño interior y desde entonces ha supuesto grandes ahorros de tiempo y dinero. Después de que todos los detalles de integración han sido aprobados por el fabricante del sistema POS, el farmacéutico Schmitz-Urban puede confiar completamente en el sistema CashGuard y dedicarse a otras áreas comerciales con la conciencia tranquila.

El sistema trabaja y cuenta con todo lo que el propietario esperaba de la inversión. El cliente introduce las monedas él mismo mientras que el dependiente introduce los billetes en la unidad de billetes. El cliente obtiene el cambio automáticamente y siempre correctamente. Para los empleados, esto significa que tienen más tiempo para un asesoramiento competente, después de todo, ¡se trata nada menos que de su salud!

 

El resultado

El propietario Bodo Schmitz-Urban está completamente convencido con CashGuard. Pero ¿qué dicen sus empleados y sus clientes?

“Estoy muy satisfecho; el sistema funciona bien. Tengo notablemente más tiempo para dar a mis clientes un asesoramiento apropiado. Hay que agregar a eso el factor de higiene, ya no hay que tocar innumerables monedas todo el día.”, dice Norbert Kühlenborg, farmacéutico en “Falken-Apotheke”.

Asimismo, los clientes se muestran positivos sobre las ventajas del sistema. Obtener el cambio correcto a la primera hace la visita a la farmacia más fácil y puedes sentir que los empleados pueden cuidar de ti más intensamente.

Bodo Schmitz-Urban, el propietario innovador de la “Falken-Apotheken”, resume así:

“Nuestro sistema CashGuard continúa siendo una muy buena inversión y me proporciona el sentimiento de confianza de que vamos por el buen camino con la gestión de efectivo. Si yo tuviera la opción, definitivamente elegiría el sistema de nuevo, ¡merece la pena!”