La nueva función de las cajeras

04/07/2017 | Other

¿Con vocación de servicio o matemáticas? Los requisitos para el puesto de cajera han cambiado considerablemente en los últimos tiempos, esta entrada de Blog tratará estos cambios y como éstos benefician a tu negocio.

Antes: Notas altas en matemáticas

En el pasado se daba una gran importancia a las aptitudes matemáticas de la cajera siendo necesario tener una buena capacidad mental para la aritmética El dinero en efectivo debía ser contado; el cambio debía ser correcto y la caja tenía que cuadrar al final del día. Esta responsabilidad generaba que la cajera se centrara en el manejo del efectivo en vez de en el cliente. Esto también generaba un mayor estrés en aquellas que no conseguían cuadrar la caja al final de su turno, a pesar de haber contado el efectivo más de tres veces. Si eras una persona agradable y apreciada por los clientes, pero mala con los cálculos, no eras apropiada para este puesto de trabajo.

Ahora: Un rayo de Sol

Hoy en día no hay necesidad de ser rápido en cálculos aritméticos. Con la tecnología actual existente para gestionar, calcular y almacenar el dinero, otras cualidades personales han adquirido mayor importancia. Una personalidad servicial, actitud positiva y paciencia son ahora los tres atributos personales claves para tratar con el cliente. Estas cualidades, en el pasado no se les daba tanta importancia, debido al complejo manejo del efectivo. Actualmente existe un fuerte enfoque en el servicio al cliente, generar un ambiente adecuado para aumentar las ventas y mejorar los resultados de las encuestas.

¿El resultado?

¿Qué resultado produce este cambio para el retail en general? Además de que el cliente experimenta un trato más agradable, los empleados reducen considerablemente su presión y estrés en el trabajo, dedican más tiempo a cada cliente, cometen menos errores y evitan sentirse personalmente responsables por los descuadres en caja. ¿El resultado? Obtienes clientes satisfechos que recomiendan tu tienda. También conseguirás cuadres de caja correctos que no precisan un doble chequeo. Una gran mejora ¿no crees?